Gabriela Michel

Sicóloga Clínica y Hospitalaria
Estudiosa de la Sicologia Antroposófica
Astrologia Terapeutica
Biografia Humana
Terapeuta Floral
Especializada en Alemania en
Desintoxicación Emocional y en
Reorganización del Cuerpo Emocional

A través de un auténtico trabajo de reorganización emocional
es que adquirimos la madurez necesaria para aprender a manejar
nuestro mundo interior, de uma forma directa y objetiva.
Antes de que seamos seres humanos pensantes,
somos esencialmente seres emocionales.
Es a través del contacto con el mundo adulto a su alrededor que el bebé,
el niño y luego el joven se desenvuelve y aprende a transformar
su cuerpo emocional individual en una convivencia familiar y social.
Basicamente, somos hoy lo que fuimos en nuestra infância y juventud.
Aprender a administrar y a transmutar posibles
experiencias desagradables o traumáticas en beneficio propio,
es el secreto para el éxito en nuestras vidas.

Los sentimientos negativos no existen.
Existen apenas momentos o situaciones mal resueltas que,
si no son tratadas a tiempo,
se pueden transformar en una traba en nuestras vidas.
Partiendo de la premisa anterior, es que este revolucionário
y moderno método terapéutico,
importado de Alemania, depurado en el Brasil
y ampliado por la sicologia antroposófica
le ayudará a superar obstáculos y barrreras sicológicas,
por medio de uma desintoxicación y nueva organización emocional.

Reaccionamos ante el dolor síquico, basicamente de dos maneras:
disociándolo: controlándolo, reprimiéndolo, ignorándolo o
asociándolo: asumiendo que el dolor existe y que si lo enfrentamos con
determinación, humildad y respeto, podemos superarlo y
conquistar nuestra liberación interior.
Una reestructuración de nuestro cuerpo emocional nos permite
la posibilidad de entrar en contacto con nuestros sentimientos más
profundos y delicados, como ansiedad, depresión, pánico, miedos conocidos y
desconocidos, cólera, verguenza, etc. y nos oferece la possibilidad de
transmutar estos sentimientos, recuperando nuestra auto-estima,
nuestra confianza, nuestro diálogo.
Nos motiva a querer compartir nuestra dolor.
Nos permite serenar nuestra alma.

El objetivo de este trabajo terapéutico es ayudarnos a traspasar las
carencias afectivas y sicológicas, cualquiera sean éstas, y aliviarnos
de nuestros sentimientos de culpa, fracasos, luto falencias, fobias
y tantos otros transtornos a los cuáles estamos expuestos
durante nuestra historia de vida.
Saber lidiar con nuestro cuerpo emocional, de forma pacífica y saludable,
adquiriendo un control adecuado sobre él,
nos lleva a tomar definitivamente
las riendas de nuestra propia biografia en nuestras propias manos.